Objetivo: Transformarse en fábricas inteligentes

Objetivo: Transformarse en fábricas inteligentes

 

Ante el rápido crecimiento de la tecnología y la digitalización, las industrias deben comprender el valor de construir o transformarse en fábricas inteligentes. Al respecto, Schneider Electric está convencido de que la transformación digital en toda la cadena de valor es clave para obtener y sostener ventajas competitivas en el ámbito global.

Por su naturaleza, las fábricas inteligentes brindan interesantes posibilidades:

  • Personalización masiva - Para hacer frente a los desafíos en materia de eficiencia de la producción, rentabilidad y requerimientos específicos de una empresa, las fábricas tradicionales se ven ante la necesidad de producir bienes más personalizados que les permitan ofrecer respuesta a demandas más versátiles de distintos mercados.
  • Mayor calidad - La digitalización da lugar a un nuevo enfoque en cuanto a modelos de negocio. Ahora que las empresas tienen un fácil acceso a las nuevas tecnologías, las industrias deben ofrecer servicios de mayor calidad asociados a esas tecnologías.
  • Reducción de costos energéticos - Se pronostica que para 2040, la demanda de electricidad crecerá un 200%. La energía se ha convertido en una porción creciente de los costos totales de operación de una fábrica, mientras la reducción de la huella ecológica también es una preocupación creciente. La digitalización puede ofrecer respuesta a ambas cuestiones.
  • Excelencia operativa - Ante la ocurrencia de fallas aleatorias que impiden una producción continua en fábricas, se necesitan herramientas y soluciones digitales que permitan agilizar procesos, identificar defectos y riesgos, y garantizar la continuidad del negocio.
  • Cambio de filosofía - Una mayor capacitación de los empleados para que realicen tareas de más valor y donde la transformación digital es clave para contar con personal mejor calificado y capaz de operar las nuevas tecnologías.

A través del programa Smart Factory, Schneider Electric aprovechó su arquitectura EcoStruxure en el marco de la implementación de IIoT en toda su cadena global, emprendiendo la transformación digital de sus establecimientos para prosperar en la actual economía digital.

En 2017, Schneider Electric comenzó a transformar su planta de Cavite, Filipinas, en una fábrica inteligente. Mediante la integración de EcoStruxure for Industry, los procesos locales se optimizan continuamente, al tiempo que se minimizan los costos de energía y producción. Esta innovación también mejora la vida útil, la utilización y el mantenimiento de los diferentes equipos que se usan en los distintos establecimientos, lo que le permite a Schneider Electric brindar eficiencia operativa de punta a punta con un control más dinámico en pos de mejores resultados de negocio.

Michael Crozat, vicepresidente de Operaciones en Schneider Electric, comentó: “Decidimos transformar la planta de Cavite en una fábrica inteligente en 2017 porque queríamos ofrecer un mejor servicio a nuestros partners y clientes. Gracias a EcoStruxure for Industry, la implementación del programa fue rápida y logramos la certificación global en 2018. Desde que comenzó la transición, se obtuvo ahorros energéticos del 13% y un crecimiento del 14% en la producción anual. Hacia adelante, queremos que otras empresas puedan usar EcoStruxure para optimizar sus negocios; al mismo tiempo, seguiremos desarrollando innovaciones que beneficien a las industrias”.

Modificado por última vez en Jueves, 16 Mayo 2019 15:17
© 2018 Editorial Control. Desarrollado por Estudio Pionero.