AR, VR, MR: ¿Cuál es la diferencia entre estas realidades?

Hoy en día se habla mucho de realidad aumentada y otras realidades. Todos pensamos que hay una sola realidad, pero tantas realidades con sus definiciones y alcances pueden llevar a una cierta confusión. Tratemos entonces de aclarar las diferencias utilizando definiciones ya aceptadas en el mundo industrial.

 

AR, VR, MR:  ¿Cuál es la diferencia entre estas realidades?
El mellizo digital ofrece simulación, testeo y optimización virtual, lo que ahorra tiempo en el comisionamiento real. (Cortesía: Siemens S.A.)

 

Realidad aumentada (AR)

Por lo general, consiste de gráficos digitales 3D, CAD/CAM u otros generados por computadora superpuestos sobre imágenes de equipos físicos, aplicaciones de producción u otros entornos del mundo real. Estos gráficos y su software de soporte normalmente reconocen ítems físicos, o códigos de barras o códigos QR adosados a ellos, y aportan documentación de soporte, estado operativo u otros datos de utilidad.

 

Realidad virtual (VR)

Normalmente es una inmersión completa del observador en un entorno generado por computadora que no incluye imágenes del mundo real o videos, pero que se utiliza para simular ciertas operaciones o entornos físicos.

 

Realidad mixta (MR)

Combina elementos de AR y VR, trabajando en un entorno del mundo real con objetos no reales. Por ejemplo, teniendo en cuenta que los usuarios, por lo general, ven el exterior de la mayoría de los dispositivos pero no su interior, MR les permite trabajar allí visualizando una representación digital de su interior.

 

Realidad X (XR)

Reúne AR, VR, MR y la realidad física en cualquier proporción según las necesidades de los usuarios y sus aplicaciones.

 

Mellizo digital

Comienza con la descripción de un dispositivo o sistema físico, que se vuelve cada vez más compleja hasta llegar al desarrollo de un modelo que represente la mayor cantidad posible de características del ítem real. Esto permite a los usuarios ingresar datos, parámetros y potenciales problemas en el mellizo, testear escenarios en mucho menos tiempo, mostrar de qué manera probablemente responda u opere la contraparte del mundo real, y realizar ajustes capaces de optimizar el dispositivo o sistema real.

 

Simulación

Incluye el uso de datos de desempeño anteriores o de referencia, proyectando lo que podrá suceder en el futuro y realizar ajustes proactivos. Todo esto ha progresado en sofisticación y pasado de reportes escritos a versiones computarizadas y digitales cada vez más dinámicas que pueden ejecutarse casi en tiempo real con los procesos que se están simulando.

Modificado por última vez en Martes, 07 Abril 2020 14:31
© 2018 Editorial Control. Desarrollado por Estudio Pionero.