Gemelo digital: Número uno en tecnologías disruptivas

Hoy en día, entre las numerosas tecnologías que van surgiendo en las industrias de procesos, la más poderosa es el gemelo digital. Por ser una tecnología tan novedosa, el concepto está evolucionando rápidamente, al igual que las percepciones.

Mucha gente piensa en un gemelo digital como un modelo CAD en 3D, quizás por visualizarlo fácilmente y ser bastante tangible. De hecho, la gestión de activos es la aplicación más simple de un gemelo digital.

Gemelo digital: Número uno en tecnologías disruptivas

La gestión de inventarios de una instalación consiste de representaciones digitales de activos, tales como compresores, bombas, sensores y válvulas. Además de la representación CAD en 3D, también se dispone de información acerca del número de modelo, número de serie, fabricante e historial de mantenimiento. De esta forma, el registro de cada activo puede considerarse un gemelo digital.

Sin embargo, hay otras implementaciones que son mucho más que simples modelos CAD. Un pensamiento más profundo permite descubrir una nueva gama de posibilidades y tecnologías. Piense tan sólo que los gemelos digitales, además de ser considerados ‘cosas’, tales como sensores o máquinas, también pueden ser sistemas, humanos y procesos. Para caracterizar sus actividades diarias, entran en juego numerosas dinámicas. Desde objetos físicos hasta flujo de fluidos y desde termodinámica inferida hasta propiedades electrolíticas, un gemelo digital es capaz de emular un ámbito completo de dinámica.

Según Yokogawa, el gemelo digital es una copia digital virtual de un dispositivo, sistema, humano o proceso… que imita exactamente el verdadero desempeño en tiempo real, es ejecutable y puede ser manipulado, permitiendo el desarrollo de un mejor futuro.

Gemelo digital: Número uno en tecnologías disruptivas

Los gemelos digitales de Yokogawa son granulares pero también pueden cubrir todo el sistema:

  • Química avanzada en cañerías, tanques y unidades, lo que incluye presión, volumen, temperatura y la química electrolítica;
  • Redes completas de producción submarina e instalaciones en superficie, incluyendo generación de energía en alta mar;
  • Sistemas de procesos y servicios públicos, tales como plantas de licuefacción, refinerías y plantas petroquímicas;
  • Cadenas completas de valor, incluyendo instalaciones de producción o manufactura, como así también todos los componentes de la cadena de suministro de dichas instalaciones;
  • Procesos de operadores humanos;
  • La lista continúa…

Hoy en día, una instalación podría tener una multitud de gemelos digitales en la arquitectura tradicional del modelo Purdue ISA95 y más allá en la organización. A medida que vayan integrándose y conectándose cada vez más, el ámbito y la escala de estos ‘gemelos’ crecerán y su efecto transformador se amplificará.

Cuanto más extenso e integrado sea el gemelo digital, mayor será el territorio abarcado. Los gemelos digitales emulan ahora centros de ingeniería centralizados, centros de operaciones remotas y centros de producción integrada.

Un gemelo digital es un medio para un fin, no el fin en sí mismo. El fin no ha cambiado. La industria debe seguir luchando para alcanzar los mejores resultados posibles, tales como:

  • Operación sin incidentes de seguridad;
  • Sin interrupciones no planificadas;
  • Cumplimiento riguroso de planes operativos;
  • Ágil respuesta a cambios y perturbaciones;
  • Una fuerza laboral motivada e informada;
  • Una cultura de rentabilidad.

El gemelo digital, como parte de las tareas de digitalización y estrategias de transformación digital, es simplemente un vehículo para lograr resultados superiores en estas áreas, y lograrlos de manera sustentable.

Aunque parezcan conceptos futurísticos, el gemelo digital y la transformación digital están ‘aquí y ahora’. La industria ya disfruta de muchos de sus beneficios y lo seguirá haciendo gracias a su sustentabilidad.

Modificado por última vez en Viernes, 19 Febrero 2021 15:41
© 2018 Editorial Control. Desarrollado por Estudio Pionero.