Las operaciones industriales necesitan una transformación digital?

Las operaciones industriales necesitan una transformación digital?

Es posible que mucha gente que trata de implementar una transformación digital quede trabada", comentó Peter Reynolds, analista de ARC Advisory Group, durante su presentación en la última Yokogawa Users Conference. También señaló que, a pesar de ser evidente el potencial de la inteligencia artificial y el aprendizaje de máquina, el progreso ha sido irregular en los entornos industriales.

Al mirar hacia el futuro de la transformación digital, Peter Reynolds primero hizo mención a la famosa película ‘2001: Una odisea del espacio’ de 1968, en la que Stanley Kubrick, a través de HAL 9000, aportaba una mirada sorprendentemente profética sobre lo que es hoy en día el análisis predictivo y la inteligencia artificial.

¿Qué pasa entonces? Las respuestas brindadas por Reynolds fueron exhaustivas. La transformación digital facilita la optimización operativa y de procesos. Es la convergencia sistemática entre optimización de proceso y confiabilidad de activos estáticos y equipos. Empodera a expertos en procesos con información sobre lo que ocurrió, lo que está ocurriendo y lo que ocurrirá en el futuro.

Estos profesionales no necesariamente podían que se les explique la razón de la cuarta revolución industrial, de modo que Reynolds exploró directamente temas más granulares, tales como la multitud de aplicaciones de datos industriales, estrategias para conseguir información procesable dentro y fuera de una organización y cómo se puede aplicar la búsqueda semántica (piense en algo parecido a Google) a la búsqueda de información dentro de la propia red.

Reynolds señaló que el espectro de analítica de una transformación digital abarca variabilidad de proceso, calidad de producto, salud de activos, predicción de incidentes y aprendizaje cognitivo. También subrayó que, en medio de esta última revolución industrial, es necesario pensar de manera diferente acerca de los resultados a nivel industrial, incorporando nuevos modelos de servicios tanto para activos estáticos como para equipos rotativos.

El monitoreo remoto ya no es suficiente, afirmó, señalando que todo lo que se haga a nivel prescriptivo se convertirá en la nueva norma. La capacidad de respuesta en tiempo real dará lugar a nuevas técnicas de producción. Aparecerán entonces nuevas estrategias de aprendizaje, junto a una nueva generación de operadores con nuevos talentos y nuevas expectativas en cuanto al lugar de trabajo.

"Sin embargo, la transición para que una empresa esté lista para usar inteligencia artificial y mantenimiento predictivo no será fácil", advirtió.

 

¿Qué es la transformación digital?

El término transformación digital existe desde hace tiempo, pero ¿qué es la transformación digital?

La transformación digital es un concepto introducido por Erik Stolterman, profesor de la Umeå University de Suecia, en 2004. En términos simples, es "la penetración de la informática que mejora el bienestar de las personas en todos los aspectos".

Hubo muchos avances en cuanto a digitalización, conexión de redes, integración de actividades y transformación de todo esto en una forma fácil de usar. ¿Es esto la transformación digital? La respuesta es sí y no.

Un aspecto de la transformación digital es decidir "qué dejamos que hagan las tecnologías" y luego implementarlo. Sin embargo, lo que se debe determinar no es "lo que dejamos que hagan las tecnologías" sino "lo que nosotros debemos hacer". El objetivo final es definir lo que los seres humanos por sí solos pueden lograr a partir de las operaciones diarias, y organizarlas de manera fácil y exacta.

La transformación digital no es un fin en sí misma. Es la estructuración de tareas para conformar una base firme para el futuro.

Fuente: Yokogawa

 

Estar preparado se refiere a muchas cosas

Reynolds hizo hincapié en el abismo que existe entre la ambición de las empresas y su capacidad de concretar la digitalización, citando investigaciones de ARC donde casi el 85% de los usuarios en la industria de procesos consideran como de alta prioridad las funciones de analítica avanzada, aprendizaje de máquina, inteligencia artificial y servicios remotos, pero tan sólo un 5% están listos realmente para una transformación digital.

Los pasos clave para rectificar esta desconexión, explicó Reynolds, incluyen el cambio de la arquitectura industrial de los negocios, aprovechar adecuadamente los datos (desarrollar conocimientos reales y no meras montañas de información) y obtener todos los beneficios que puede ofrecer el aprendizaje de máquina.

¿Qué hay de las otras técnicas? Nos referimos a la posibilidad de comprender e implementar todo el espectro de herramientas de soporte de decisiones, incluyendo herramientas de desempeño para identificar problemas conocidos y permitir la toma de decisiones reactivas en tiempo real, y herramientas predictivas/prescriptivas para identificar problemas desconocidos e informar (o bien tomar decisiones) y determinar futuros enfoques estratégicos.

Reynolds también destacó la importancia de las personas, esto es operadores, gerentes de planta y los demás integrantes de una empresa, que son el componente crítico en todo este contexto. Son las personas quienes se preguntan por qué es necesaria una transformación digital.

Son las personas quienes toman decisiones estratégicas y de implementación. Son las personas quienes superan los obstáculos e, idealmente, cosechan las recompensas.

"La transformación digital es la transformación de productos industriales, operaciones, cadenas de valor y servicios posventa, que se consigue gracias a las mejoras de la gente y del conocimiento,” explicó Reynolds.

En definitiva, "¿por qué se necesita una transformación digital?" Es más que hipotético. Las respuestas, según Reynolds, son evidentes y la razón es más que clara. Las herramientas y técnicas ya están. Quizás, una mejor pregunta sea: "¿Cuándo damos el próximo paso?"

Last modified on Jueves, 15 Noviembre 2018 13:25
© 2018 Editorial Control. Desarrollado por Estudio Pionero.