Este servicio de medición de caudal de líquidos y de gases en planta, en forma no-invasiva, sirve para todo tipo de procesos y aplicaciones. Ofrecido por Esco Argentina S.A., emplea caudalímetros ultrasónicos "clamp-on" de montaje externo. 

La medición puede realizarse prácticamente en cualquier tamaño y espesor de cañería gracias a una amplia variedad de transductores ultrasónicos. Utilizando los transductores apropiados, pueden medirse tanto líquidos limpios (por tiempo de tránsito) como líquidos con partículas o aireación (por efecto Doppler), además de todo tipo de gases (aire comprimido, gas natural, gases especiales, etc.).

En lo que hace a la medición de gas, se requiere una presión mínima que depende del tipo de gas y el espesor de cañería. Al solicitar el servicio es necesario que el cliente informe cuáles son las condiciones de operación, para que el personal de Esco verifique si la medición puede ser posible. 

Entre los usos más frecuentes se puede mencionar:

  • Verificación de caudalímetros instalados;
  • Medición en sitios remotos o sin caudalímetros;
  • Evaluación de eficiencia de bombas;
  • Verificación y calibración de interruptores de caudal (flujostatos);
  • Evaluación de procesos;
  • Medición de espesores de cañería;
  • Reemplazo temporario de caudalímetros.

Al usar tecnología ultrasónica, se puede obtener una exactitud mejor al 1% del caudal en la mayoría de las aplicaciones, con una altísima repetibilidad y confiabilidad, ya que no hay partes móviles y los transductores no están en contacto con el proceso.

Los caudalímetros utilizados en el servicio de medición cuentan con certificación de la calibración original de fábrica y con re-certificaciones nacionales en laboratorios con patrones traceables a referencias de INTI (Argentina).

Los resultados de las mediciones se pueden entregar al cliente tanto en forma impresa como en medio magnético para facilitar análisis posteriores de la información. Junto a los resultados del informe se adjuntan las certificaciones del caudalímetro utilizado en el servicio.

La capacidad técnica de Industrial Internet of Things (IIoT) brindará la oportunidad de redistribuir los bloques constructivos del procesamiento industrial a medición, control y conectividad. Si bien estos tres bloques constructivos se basan iterativamente uno en el otro en cuanto a balance, todo comienza con medición, que es el catalizador para la optimización y mejora del proceso.

IIoT no sólo se basa en este componente históricamente fundamental del procesamiento, sino que va a llegar a mayor profundidad y se espera más. Las mediciones del futuro aprovecharán tecnologías que reducirán considerablemente el tamaño y el costo, aumentarán la capacidad de almacenaje y el poder computacional, y eliminarán la conectividad cableada (para alimentación y comunicaciones). 

Estos cambios se traducirán en un aumento importante en la cantidad de medición aplicada. Con sensores de costo extremadamente bajo capaces de conectividad de datos en tiempo real y predictivos, los interesados podrán concretar el valor a resultas de emplear números descomunales de dispositivos de medición para control y optimización de proceso.

En los sistemas vivientes, cada sensor biológico es una configuración molecular única destinada a medir un parámetro específico (presión, insulina, pH, temperatura, etc.). Puede haber miles de sensores biológicos similares o diferentes en una sola célula microscópica. De manera similar, los elementos sensores de IIoT de mañana serán minúsculos y compuestos de unas muy pocas partes únicas, mientras incorporan inteligencia que puede manejar muchos más datos, pasando sólo información relevante para los sistemas ciberfísicos de control (también conocidos como activos conectados inteligentes). 

Los sensores de proceso de hoy en día se comercializan como ‘inteligentes’, pero, si bien los avances técnicos han permitido aumentar la inteligencia embebida, dichos sensores resultaron de gran tamaño y costosos, autolimitando así su implementación. La adquisición de dispositivos de sensado no se ve limitada por no necesitar tanta información sino por el alto costo de implementación (sensor más costo de instalación del cableado). El mercado de dispositivos de medición explotará en cuanto a volumen cuando el proveedor pueda entregar la verdadera capacidad de IIoT utilizando simples sensores wireless.

  Al promover simplicidad en los componentes fundamentales (medición), impulsar una analítica diferenciadora a nivel de control y vincularlos usando conectividad wireless y arquitecturas basadas en la nube, se podrá conseguir un cambio de dirección en el modelo de Automatización y Control Industrial, apuntando a un modelo que puede ser definido como ‘simplemente complejo’, donde mediciones simples más analítica compleja aportan valor al cliente.

Capitalizar las oportunidades que brinda IIoT requerirá un cambio fundamental en lo que hace a cultura, pensamiento, arquitectura, estrategia e inversiones. Con muchas de las tecnologías de IIoT ya disponibles y diseños simples de sensores, no hay dudas de que la evolución inteligente ya ha comenzado.

Preparado en base a una presentación de Matthew Carrara y Michael Davis, de Schneider Electric.

© 2018 Editorial Control. Desarrollado por Estudio Pionero.