El cambio en la industria exige una nueva interacción entre personas, máquinas y datos, lo que implica tanto la conexión digital de todas las instalaciones, como soluciones de automatización robotizadas que, en un futuro, podrían colaborar directamente con las personas.

Como proveedor de tecnologías de control de movimiento, no sorprende que Festo esté obsesionado con el movimiento industrial. Lo que diferencia a Festo de otras compañías de tecnología de movimiento industrial es su foco en los aspectos biológicos del movimiento.

En la última década, Festo ha desarrollado una cantidad de dispositivos robóticos destinados a imitar distintos movimientos biológicos, tales como los que exhiben gaviotas, pingüinos, trompas de elefante, hormigas, canguros y pulpos. La investigación de Festo en cuanto a estas clases de movimiento biológico no sólo apunta a mostrar las capacidades de su equipo de investigación y desarrollo, sino también a informar acerca del rumbo de sus tecnologías de movimiento industrial. 

El reciente BionicCobot (robot colaborativo) muestra de qué manera su investigación biónica está siendo aplicada actualmente a productos del mundo industrial real. Gracias a su interacción segura, a los procesos de movimientos naturales y a su operabilidad intuitiva, BionicCobot ofrece un gran potencial en distintos sectores de la industria, especialmente en actividades monótonas, repetitivas o incluso peligrosas. 

Para ejecutar los distintos movimientos, tales como agarrar con fuerza o levantar algo con cuidado, apretar firmemente o rozar con los dedos, las personas necesitamos la interacción entre músculos que actúan de manera opuesta. Los desarrolladores de Festo han trasladado este principio de agonista (jugador) y antagonista (contrario) a la técnica en las siete articulaciones de BionicCobot.

En la zona del hombro hay tres ejes: en el codo y en el antebrazo uno y en la muñeca dos. En cada eje hay una aleta basculante con dos cámaras de aire que forman un par de accionamiento ajustable en progresión continua como un muelle mecánico cuando se las llena con aire comprimido.

El exclusivo concepto de accionamiento permite determinar con exactitud el potencial de fuerza y, con ello, el grado de rigidez del brazo robótico. En caso de colisión, el brazo neumático disminuye automáticamente y no representa peligro alguno para las personas. Gracias a esta flexibilidad inherente al sistema y a su peso mínimo, es posible usar el robot sin jaula de protección, permitiendo así la colaboración directa y segura entre las personas y el robot.

BionicCobot se maneja de manera intuitiva a través de una interface gráfica de usuario desarrollada específicamente. Con una tablet, el operador puede enseñar fácilmente las acciones a ejecutar y ordenarlas en cualquier secuencia. A través de la plataforma ROS (Robot Operating System), los procesos de movimientos programados llegan al Festo Motion Terminal integrado, que se encarga del control y la regulación de la cinemática.

© 2018 Editorial Control. Desarrollado por Estudio Pionero.