¿Sus activos críticos se desempeñan de la mejor manera? ¿Una parada no planificada debilita los resultados de su empresa? ¿Qué se puede hacer para mejorar la eficiencia de activos y procesos? Deje de reaccionar y comience a predecir, reexaminando lo que se consigue con los enfoques tradicionales de gestión del desempeño de activos.

 

Descubra el poder de los activos conectados

 

Todos estamos de acuerdo en que la disponibilidad y el desempeño de los activos, frente al control de costos de mantenimiento y las paradas programadas, son los factores que contribuyen a lograr una mejor productividad. El desafío que se plantea es definir cómo se equilibran estos factores.

Comprender la estrategia es el primer paso. Una estrategia de gestión del desempeño de activos (APM según sus siglas en inglés) es la dirección correcta cuando se la compara con el método tradicional reactivo de ‘funcionar hasta que falle’.

La APM tradicional ha estado enfocada en reducir el riesgo y el costo de confiabilidad y mantenimiento de los equipos utilizando básicamente métodos convencionales de monitoreo de activos. La implementación de una APM tradicional es considerada compleja y costosa y, en consecuencia, se la implementa sólo en activos de mucho capital. Al mismo tiempo, mantener un tal sistema actualizado y seguro requiere una inversión importante en IT y experticia operacional y suele involucrar múltiples proveedores. Además, a pesar de los datos valiosos que generan estos sistemas, suelen estar desconectados y no sirven para que los gerentes de planta puedan tomar decisiones convencidos de cómo operan.

 

Una APM más inteligente

Si bien la mayoría de las plantas operan de manera eficiente, siempre hay oportunidades de mejora, especialmente cuando la producción implica muchos activos o hay restricciones de capacidad, o si es imperioso aumentar los márgenes de ganancia. 

Para evaluar esta situación, hay que responder a algunas preguntas:

  • ¿Hasta dónde llega el impacto económico de un desempeño subóptimo de los equipos?
  • ¿Conviene bajar el rendimiento para extender la vida de los equipos críticos? ¿O se debería exprimir aún más los equipos existentes para maximizar la respuesta a las demandas de producción actuales?
  • ¿Hay un exceso de inspección de ciertas piezas de los equipos que se puede reducir para ahorrar en el presupuesto de mantenimiento?
  • ¿Es posible que los potenciales ahorros en el costo de mantenimiento sean superados por las pérdidas (estadísticas) causadas por posibles paradas no programadas?

Tener una conectividad segura con un mayor conjunto de activos, monitorear continuamente tanto la salud de los activos como el desempeño del proceso, y la capacidad de combinar analítica predictiva con experticia de dominio, se traducen en una APM más inteligente y garantizan una toma de decisiones más convencida.

Una estrategia de APM digitalmente transformada y conectada mejora la certidumbre de la producción, aumenta las ganancias al eliminar silos y cierra el lazo entre operaciones y mantenimiento.

Para extender el tiempo de operación es necesario reunir datos de activos, datos de proceso y ajustes operacionales en un entorno conectado y seguro. En este contexto, los expertos en activos y procesos podrán usar analítica para eliminar paradas no programadas y optimizar el mantenimiento de los equipos.

Mientras se evalúa la situación, es importante tener en cuenta que proceso y equipos son inseparables. Las fallas de los equipos no pueden ser completamente analizadas, pronosticadas o reducidas mirando sólo los datos de medición de activos. La confiabilidad de un activo depende de comprender cómo está operando un proceso y si al activo se lo mantiene de manera óptima. En definitiva, las fallas de los equipos inducidas por operación y mantenimiento explican la mayoría de las paradas no programadas.

Los mejores niveles de desempeño y eficacia de los equipos son el resultado de combinar conocimiento de proceso con experticia en equipos dentro de un ecosistema de software colaborativo y conectado.

 

Conceptos básicos de una estrategia de desempeño de activos conectados

Hay varios factores a tener en cuenta a la hora de planificar una estrategia de desempeño de activos conectados:

  • Darse cuenta de que la APM está experimentando rápidamente una transformación digital. Una APM tradicional requiere una gran inversión de capital, interfaces personalizadas y conjuntos de datos duplicados. También suele estar acompañada por una administración de sistema compleja, actualizaciones y el imprescindible entrenamiento del usuario final, todo lo cual puede desalentar posibles mejoras y sobrecargar los recursos de una planta.
  • Aprovechar la simplicidad y velocidad del software conectado trabajando con un proveedor que posea una profunda experticia en el tema para acelerar la implementación de APM. El tiempo de implementación se debe medir en días o semanas y no meses o años. Hay que pensar en un enfoque que mezcle conectividad segura, analítica avanzada y configuración automatizada de software.
  • La ciberseguridad no es opcional. Las amenazas de ciberseguridad están por doquier y van creciendo. No puede haber excepciones; la estrategia de desempeño, operación o automatización de cada activo debe involucrar métodos de seguridad amplios y escrupulosos.
  • La gente es la inversión más importante. El mejor software APM del mundo sirve tan sólo como guía para lo que se deba hacer. Las mejoras no se concretan sin supervisores, ingenieros y operadores capacitados para mantener y operar los equipos. La próxima generación de profesionales en la industria de procesos gestionará la planta de un modo totalmente diferente, aprovechando el software conectado para mejorar las operaciones más allá de lo logrado hasta ahora.

De esta forma, el usuario podrá evitar fallas de activos críticos y paradas no programadas y mejorar los resultados implementando una estrategia de gestión de desempeño de activos conectados. Con las tecnologías adecuadas, el personal de planta podrá colaborar de manera más eficaz para monitorear y gestionar proactivamente la producción. Desplegar una estrategia de APM inteligente y conectada simplificará la implementación, eliminará los silos y cerrará el lazo para optimizar operaciones y mantenimiento.

 

Asset Performance Insight

No es que los activos mueran, sino que se los mata.” Es lo que opina Dan O'Brien, director de estrategias y comercialización de Honeywell Connec­ted Plant. Los operadores pueden matar sus activos si no entienden los signos tempranos de falla. "La posibilidad de eliminar alarmas de consola e interrupciones mejora la confiabilidad y disminuye las paradas no programadas."

Asset Performance Insight es una nueva herramienta de la familia Honeywell Connected Plant que conecta los activos y equipos de una operación a la nube y aplica modelos analíticos para respaldar a sus clientes para comprender mejor la salud de sus activos a fin de evitar paradas no programadas y mantenimiento innecesario.

La nueva tecnología permite conectar un mayor número de activos, lo que lleva a IIoT a otro nivel. Según O’Brien, “IIoT, durante años, tuvo que ver con conectividad. Pero ahora la conectividad dejó de ser el problema. Es acerca de cómo usar esa conectividad con una mayor gama de activos y un mayor número de operadores utilizando una mayor variedad de analítica.

La analítica predictiva no se refiere a información temporal absoluta, sino que es una proyección a futuro que permite entender el desempeño del activo en el contexto de lo que se hace con el activo,” explicó O’Brien.

Con ese objetivo en mente, la industria ha incorporado últimamente estrategias de gestión del desempeño de activos, que son críticas para responder al aumento de las demandas de producción y ante la necesidad de una mayor disponibilidad de datos de dispositivos en todas las instalaciones. Debido al aumento de la demanda, cualquier parada no programada, falla de equipos o mantenimiento innecesario impacta directamente en los resultados finales de una empresa.

Con referencia a la muerte de los activos, las fallas de los equipos, tanto operacionales como las inducidas por el mantenimiento, explican la mayoría de las paradas no programadas. Por esta razón, las empresas recurren a una transformación digital y a la Internet Industrial of Things (IIoT) para aprovechar las enormes cantidades de datos disponibles.

Asset Performance Insight conecta no solo activos y sus datos asociados, sino también gente y procesos. Es un concepto que cubre toda la empresa. Otras incorporaciones recientes en esta dirección son Immersive Competency, que combina una mezcla de realidad con analítica de datos para conformar una herramienta de simulación basada en la nube destinada a capacitación y entrenamiento, y los detectores de gas portátiles Personal Gas Safety, que se integran con Experion Process Knowledge  System de Honeywell.

Asset Performance Insight puede ser implementado rápidamente por medio de templates preconfigurados, que reúnen conceptos avanzados de conectividad, ciberseguridad, conocimiento de gente y de proceso.

© 2018 Editorial Control. Desarrollado por Estudio Pionero.