Cinco maneras para lograr que la digitalización optimice la rentabilidad de una empresa

Cinco maneras para lograr que la digitalización optimice la rentabilidad de una empresa 

La era de la transformación digital no sólo está frente a nosotros, sino que se desarrolla a un ritmo vertiginoso y genera nuevas concepciones de cada aspecto de nuestra vida. La conectividad, la predictibilidad, la simplicidad y, por ende, la velocidad y la agilidad son los pilares digitales de los que dependerá el éxito futuro de las empresas. 

Una empresa exitosa y rentable administra sus gastos e ingresos y, a medida que la digitalización se extiende por el mundo, inicia la convergencia de las tecnologías informáticas (IT) y operativas (OT), IIoT y las soluciones de colaboración a fin de lograr una mayor visibilidad de los gastos y gestionar mejor las prioridades en materia de ingresos.

Hoy más que nunca, es posible gestionar la rentabilidad con mayor precisión y de forma más integral, teniendo en cuenta todos los datos asociados a los factores que hacen a la rentabilidad. Encontrar el punto óptimo entre los pedidos en curso y lo que se debe gastar para satisfacer esos pedidos de manera rentable es mucho más fácil si se gestionan digitalmente los datos de los pedidos junto a la planificación, los recursos, el desperdicio y los activos de producción.

Gracias a productos conectados y sistemas de control, además de aplicaciones, herramientas de análisis y servicios, es posible vincular los sistemas que monitorean no sólo el dinero que ingresa, sino también el dinero que egresa en concepto de sueldos, materias primas y mantenimiento de equipos.

 

1. Gestión de planificación

La convergencia de los datos de planificación y producción, y la contextualización de esos datos respecto de los factores externos que posiblemente afecten a la empresa, pueden tener un impacto real y significativo en la rentabilidad de la producción.

Piense en cómo afecta el clima a un agricultor en tiempo real: Las tormentas eléctricas (u otro fenómeno incluso peor) pueden influir en la logística; es posible que una inundación vuelva los caminos intransitables para el transporte pesado; los vientos fuertes tal vez interfieran con el riego (y, por ende, afecten la calidad de la producción) al rociar agua en la dirección equivocada.

La lluvia también puede influir en el cronograma de producción de una mina a cielo abierto de diversas formas; por ejemplo, deben pagarse los salarios del personal que está in situ aunque incapacitado para trabajar, mientras el transporte paralizado puede retrasar la cadena de suministro.

En estos escenarios, la integración de los pronósticos meteorológicos con los cronogramas de planificación y producción puede ayudar a que las empresas tomen mejores decisiones y más informadas, tales como retrasar la producción hasta que sea viable maximizar la rentabilidad.

 

2. Gestión de pedidos de clientes

La digitalización de los pedidos de clientes y su gestión a partir de todos los datos del negocio pueden proteger y aumentar la rentabilidad de una empresa. Eso se logra mediante la convergencia de sistemas de tecnología informática y de datos de tecnología operativa, lo que ayuda a poner la información en contexto de manera inteligente para tomar decisiones adecuadas sobre cómo producir cada pedido de manera rentable.

La digitalización también ayuda a proporcionar servicio inmediato al cliente, ya que brinda la visibilidad necesaria para responder rápidamente a preguntas acerca de cuándo se producirán y se enviarán los pedidos, y a qué precio.

La digitalización de la gestión de pedidos implica poner toda la información relacionada con un pedido, o sea términos y condiciones, ingreso por unidad, datos del producto, cantidades y plazos, en el contexto de los datos de planificación y producción, y también la información sobre disponibilidad y precio de las materias primas, y sobre el costo que tendrá la energía en la fecha para la cual está programada la producción.

Además, al vincular los sistemas de RR.HH., será posible calcular los costos de mano de obra en términos de salarios, disponibilidad del personal y costo potencial de contratar recursos humanos adicionales.

 

Cinco maneras para lograr que la digitalización optimice la rentabilidad de una empresa 

3. Gestión de recursos

La gestión de recursos es otro elemento clave para administrar la rentabilidad.

Por ejemplo, los sistemas digitalizados proporcionan datos para ver cuánta energía se desperdicia y dónde dentro de una planta, e incluso a nivel de máquinas. Con esta información, se podrán tomar decisiones informadas, en tiempo real, que reducirán gastos energéticos sin tener impacto en la producción. El resultado es una mejora de la rentabilidad.

También es posible optimizar el desperdicio de materiales mediante la digitalización de un proceso y el uso de un gemelo digital para diseñar un objeto y su herramienta de producción. Con uno se optimiza el otro para lograr un equilibrio entre funcionalidad y productividad minimizando el desperdicio de materiales en la producción.

El uso de herramientas digitales para llegar al punto en el que se maximiza la rentabilidad también reduce el riesgo en la producción real.

 

4. Gestión de activos

Conectar los activos de producción permite optimizar su uso garantizando que se alcanza el punto de mejor funcionamiento sin dañar el activo. Además, los productos conectados son más fáciles de mantener durante toda la vida útil, ya que es posible realizar tareas de mantenimiento antes de que los activos se dañen.

Por ejemplo, una sola máquina podría afectar la capacidad de entregar nuevos pedidos de forma rentable. Si se acelera la máquina para aumentar el rendimiento, ¿la mayor vibración podría resultar peligrosa? O bien, ¿si la máquina registra un rendimiento inferior a su capacidad, es posible exigirle un poco más? Además, hay que considerar el calor que genera la máquina. ¿Es necesario dejarla enfriar cada 12 horas, por lo que no podrá funcionar durante un turno de 24 horas? Esa limitación puede afectar la posibilidad  de agregar turnos cuando lleguen grandes pedidos y, a su vez, la cantidad de personal necesaria, junto con muchas otras variables.

Gracias a la digitalización, se pueden aprovechar los datos de rendimiento recolectados a partir de una máquina conectada a fin de decidir acerca de la capacidad de hacer frente a nuevos pedidos de una manera rentable. En términos de rentabilidad, la gestión de activos puede garantizar que los equipos no queden dañados por tratar de obtener una mayor rentabilidad.

 

5. Gestión de conocimientos

A nivel de aplicaciones, herramientas de análisis y servicios, el software para modelado predictivo puede tener un impacto real en la rentabilidad de una empresa.

Las soluciones de gestión de conocimientos desarrolladas en torno de una base de datos central mejoran los procesos de trabajo y permiten que se compartan conocimientos entre un amplio espectro de usuarios dentro de una organización. El resultado es una mejor comprensión de la calidad de los productos y una mayor capacidad de respuesta, lo que se traduce en optimizar la planificación de los negocios y tomar mejores decisiones de manera rápida.

Por ejemplo, el software utilizado en la industria de petróleo y gas para garantizar que cualquier persona de una empresa que use datos sobre petróleo crudo tenga acceso a la información más sistematizada y actualizada correspondiente a todas las divisiones, incluidas planificación, programación, comercialización y operaciones, promueve la colaboración y permite que todas las divisiones puedan tomar decisiones de negocio eficaces, conducentes a la optimización de la rentabilidad.

De esta forma, la digitalización permite la convergencia de datos asociados a planificación y producción, pedidos de clientes, gestión de activos y de residuos, con datos informáticos y herramientas de análisis a fin de visualizar ‘virtualmente’ la rentabilidad de un proyecto, incluso antes de que se inicie.

Hacia el futuro, este enfoque se podrá ampliar para abarcar todo el ecosistema de una empresa de automatización industrial, reunir socios tecnológicos, proveedores, integradores de sistemas e integradores de máquinas, además de otros actores, y brindarles un espacio para que trabajen juntos en una verdadera plataforma de negocios destinada a mejorar la rentabilidad de manera integral.

 

Preparado por Loic Regnier, de Schneider Electric.

© 2018 Editorial Control. Desarrollado por Estudio Pionero.