Computación de borde en manufactura discreta

Computación de borde en manufactura discreta

¿Podrá la computación de borde redefinir las arquitecturas de automatización? Hasta ahora hemos visto una clara tendencia en los últimos años: la nube está conquistando el mundo informático. Esta tendencia se ve cada vez más en todas las geografías e industrias, incluyendo manufactura discreta. Y hay buenas razones que la explican.

Una de las razones tiene que ver con la infraestructura informática. Modelos de pago basados en el consumo, lo que se denomina IaaS (Infrastructure as a Service), y el escalamiento flexible de las infraestructuras informáticas son, por supuesto, grandes ventajas que respaldan el concepto de computación en la nube. Bajar los costos de la infraestructura informática en general, que se suma a una mayor flexibilidad en la estructura de costos al ir de CAPEX a OPEX, suena como un sueño dorado para cualquier gerencia.

La siguiente razón es que la computación en nube está superando ahora muchas de sus limitaciones iniciales. Hay invertidos miles de millones de dólares en infraestructuras de nube, lo que se traduce en un poder de cómputo y almacenamiento casi ilimitado y permite cumplir con elevados estándares de seguridad y una gran variedad de regulaciones.

Lo que buscan muchas empresas de telecomunicaciones de todo el mundo es ofrecer conectividad de banda ancha y redes 5G para que sus usuarios puedan superar cuellos de botella en la entrega de la nube a causa de limitaciones en las redes locales.

Otra razón es que las plataformas de nube de hoy en día aportan un gran número de herramientas y servicios, lo que extiende las capacidades de la nube desde el espacio de infraestructura (cómputo, almacenamiento, red) al desarrollo e implementación de aplicaciones, lo que se denomina PaaS (Platform as a Service). El resultado, hoy en día, son las enormes comunidades centradas alrededor de la nube.

La última razón que cabe mencionar aquí es el hecho de que la computación en nube ha alcanzado liderazgo de innovación en la industria informática. Importantes tecnologías, tales como contenedores y Kubernetes, y nuevos conceptos de informática, tales como DevOps y microservicios, aparecieron por primera vez en el espacio de la nube. La razón es sencilla: incluso pequeños cambios pueden llevar a importantes ventajas en sistemas de gran tamaño como es la nube.

Esto subraya claramente lo que representa la nube como centro del mundo informático de hoy en día. Es la columna vertebral de un sistema nervioso digital que se extiende por doquier.

Sin embargo, una red no sólo tiene un centro, sino también muchos bordes. La computación de borde se refiere a proveer capacidades de cómputo cerca de estos bordes de la red, no sólo en el centro de la nube. Por cierto que la computación de borde no es un concepto que compite con la nube sino que se complementan. Sólo la combinación de computación de borde y de nube puede conformar una visión holística de toda la red digital.

Esta perspectiva de mayor amplitud es muy importante a nivel industrial y nos lleva a una pregunta clave: ¿La computación de borde es tan sólo un complemento de la nube o es algo que abre nuevas posibilidades arquitectónicas en cuanto a aplicaciones industriales en la manufactura discreta? Para responder, hay aspectos clave que no se pueden soslayar…

 

La computación de borde es complementaria a la nube y no compiten.

La nube representa el centro del mundo informático. La computación de borde aporta capacidades de cómputo cerca del borde de la red.

 

La fábrica necesita mayor agilidad en sus aplicaciones.

La gestión del ciclo de vida de las aplicaciones requiere más agilidad. A tal fin, ‘nativo de nube’ aporta nuevas tecnologías y conceptos, tales como contenedores, DevOps y microservicios, en la nube y en el borde. La agilidad requiere simplicidad y autoservicio para soportar a los trabajadores de fábrica de una manera óptima.

 

Más aplicaciones con tecnología digital.

El número de aplicaciones industriales basadas en nuevas tecnologías digitales sigue subiendo. También están aumentando la velocidad, las reducciones de precio y el uso simplificado asociados con estas nuevas tecnologías, acelerando así su adopción.

 

La computación de borde es imprescindible para garantizar la resiliencia de la fábrica.

La latencia de la red puede limitar la productividad en las aplicaciones industriales basadas en la nube. Garantizar la disponibilidad de los sistemas de producción y software asociado es un requerimiento clave para tener operaciones de fábrica confiables.

 

Mantener el control de sus datos y conocimientos en tiempos de incertidumbre.

Están surgiendo señales de un creciente proteccionismo en todo el mundo. Las empresas necesitan desarrollar estrategias para seguir evolucionando en este entorno. El control de sus datos y conocimientos de manufactura es parte de esta necesidad.

 

Los modelos híbridos de borde y nube brindan lo mejor de ambos mundos.

En el contexto de borde y nube, el mundo de las aplicaciones industriales se divide en 3 arquetipos: sólo borde, sólo nube e híbrido. Híbrido es el que más promete.

 

Comenzar con pequeño, pero estar preparado para escalar de manera rápida, fácil y eficiente.

La gestión ágil de aplicaciones significa comenzar con pequeño pero estar preparados para escalar y gestionar apps rápidamente y de una manera simple y eficiente.

 

Preparado en base a un documento técnico de Siemens con el asesoramiento del Ing. Andrés G. Gorenberg, gerente Factory Automation, Siemens Industrial.

Modificado por última vez en Miércoles, 09 Junio 2021 15:15
© 2018 Editorial Control. Desarrollado por Estudio Pionero.