Wireless ya es tan confiable como el cableado

Wireless ya es tan confiable como el cableado

Es bien sabido que hay varios requerimientos clave a la hora de implementar la tecnología wireless, principalmente en lo que hace a completar estudios del sitio, auditorías y evaluaciones para determinar las características físicas de cada aplicación de proceso, operación de producción y entornos donde se encuentra ubicada. Esto también permite definir qué protocolo y tecnología wireless se adapta mejor a las necesidades y es más probable que tenga éxito y sea confiable.

Sin embargo, igual de importante para los usuarios potenciales es erradicar algunos prejuicios y superar otras barreras mentales, para así lograr que sus aplicaciones wireless alcancen el máximo potencial.

"Es necesario refutar los mitos que quedan acerca de wireless, tales como el prejuicio de que es difícil de implementar y programar, que carece de comunicaciones confiables como los viejos teléfonos celulares o que la ciberseguridad es un problema", comentó Shane Hale, de Emerson.

Los sensores diseñados para aplicaciones industriales que usan el estándar WirelessHART son interoperables con otros gateways, de modo que dispositivos de distintos proveedores pueden coexistir en una misma red y compartir infraestructura.

Wireless es tan confiable como el cableado, incorporando funciones como mesh auto-regenerable de WirelessHART, que permite que los dispositivos busquen caminos alrededor de una interferencia cuando cambia el entorno. En algunos casos, los dispositivos wireless son incluso más confiables, por ejemplo cuando un incendio causa un daño físico al cableado, en cuyo caso los dispositivos wireless continúan comunicando lo que podría ser información crítica.

Además, protocolos como WirelessHART cuentan con una encriptación nativa multicapa y están diseñados con ciberseguridad como componente básico, a diferencia de las redes wireless de consumo masivo que no se construyen teniendo en cuenta la ciberseguridad.

Para lograr la mejor combinación de capacidades wireless, Hale explicó que el estudio del sitio sigue siendo un aspecto clave. La tecnología wireless ha dejado de lado las pequeñas implementaciones de gateway aleatorias y dedicadas, utilizando ahora redes de sensores gestionadas que pueden cubrir incluso plantas completas, de modo que los usuarios podrán agregar sensores donde sea necesario para optimizar el proceso o monitorear activos sin preocuparse por dónde o cómo conectarlos.

Según Hale, “wireless es una manera aceptable de conectar dispositivos en red. El cableado es otra opción normalizada, por lo que los usuarios podrán recurrir a lo que más les convenga. ¿Necesitan monitorear el proceso o el desempeño de los activos, o es un control crítico? ¿Qué tasa de actualización se necesita?

Hale también señaló que, últimamente, uno de los mayores cambios en tecnología wireless tiene que ver con las arquitecturas de red en general debido al advenimiento de la digitalización y otras alternativas técnicas. Antes, todo estaba conectado a la sala de control, pero ahora las aplicaciones ignoran los controles, conectando el software de medición de confiabilidad a los sistemas de negocio. Esto afecta la forma en que los usuarios deciden a qué arquitectura de red apuntar, dónde irán los datos y quiénes los usará, o sea controles, optimización de proceso, garantía de calidad o mantenimiento y confiabilidad.

Además de los cambios en las prioridades de las redes, la tecnología wireless va moviéndose lentamente hacia aplicaciones e instalaciones mucho más grandes, lo que significa estudios de sitio mucho más amplios que, muchas veces, atraviesan una gran variedad de tipos de sistemas.

Según Hale, ya hay proyectos que combinan Wi-Fi para aplicaciones de gran ancho de banda y usuarios móviles y WirelessHART para redes de sensores locales. Estos protocolos wireless aportan nuevas señales y una mayor productividad. Por ejemplo, se podrán ver los datos cuando se está con una válvula utilizando la conexión Wi-Fi con la red de negocio.

Las redes de sensores wireless significan que ya no hay necesidad de buscar una E/S cuando se quiere agregar mediciones temporarias o permanentes por estar ya en la arquitectura de red. Antes, los usuarios tenían que encontrar cajas de conexiones, repuestos para señales de 4-20 mA, reparar o reemplazar cables y configurar dispositivos en un proceso que puede insumir días. Ahora, es posible determinar una necesidad, por ejemplo un monitor de temperatura en un activo, conseguir un dispositivo wireless, instalar físicamente el sensor y luego usar una clave para agregarlo a la red wireless. Todo esto se consigue en cuestión de minutos o unas pocas horas, dependiendo del tiempo necesario para conectar el sensor al proceso o activo, en lugar del tiempo para conectarse a la E/S.

Modificado por última vez en Martes, 19 Abril 2022 20:56
© 2018 Editorial Control. Desarrollado por Estudio Pionero.